Traumatismo Medular o Lesión de la médula espinal

Las vértebras o cadena de huesos que protegen la médula espinal se unen entre sí por medio de los discos intervertebrales, estructuras elásticas que permiten los movimientos de flexión y extensión de la espalda. Cualquier traumatismo lo suficientemente intenso para dañar una vértebra o sus discos proximos afectará la manera inmediata a la médula subyacente

SINTOMAS:
De la médula espinal salen raíces nerviosas responsables del movimiento muscular y de los estímulos sensitivos procedentes de ellos así coo de huesos y piel. Un traumatismo que interrumpa o altere el flujo nervioso en un determinado nivel provocará un enlentencimiento en las funciones, debilidad, o incluso parálisis total por debajo del área afectada. En caso extremo, sección medular a la parálisis de brazos y piernas o solo de estos últimos, en el mejor de los casos se unirá una incontinencia de la vejiga urinaria, siendo estos síantomas de aparición inmediata. Aunque puede resultar paradójico, los dolores, por irritación de los nervios próximos a la zona lesionada a veces son insoportables

Letra “C”: son las 7 vértebras Cervicales

Letra “D” o “T”: son las 12 vértebras dorsales (del tórax)

Letra “L”: son las 5 vértebras Lumbares

Letra “S”: son las 5 vértebras del Sacro

ORIGEN:
El mecanismo mas frecuente por el que se llega a sufrir una lesión de médula espinal es por contragolpe o latigazo ante una frenada brusca en los accidentes de tráfico ocupando las caídas un segundo lugar.

EVOLUCION:
Si el traumatismo se produce a nivel del cuello con sección medular total, puede provocar la muerte por asfixia debida a la parálisis de los músculos respiratorios. Si la lesión es algo mas inferior, la parálisis afectará a las cuatro extremidades y aunque no comprometa la vida del enfermo, producirá en el una incapacidad permanente. A la incontinencia urinaria, con los problemas de infección que ello conlleva, se añade la imposibilidad de mantener relaciones sexuales en el varón, al quedar igualmente paralizados los nervios que provocan la erección y el proceso de eyaculación

Escucha
este post
Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

(requerido)

(requerido)